A la alza la calificación crediticia de Colima: HR Ratings

Administrador Colimapm | Colima | 13/02/2018

*El alza obedece a que HR Ratings ya no considera el ajuste cualitativo negativo derivado del incumplimiento por parte del estado de tres créditos a corto plazo

La empresa calificadora HR Ratings mejoró la capacidad crediticia de Colima y la calificó a la alza.

En su último reporte, la empresa calificadora destacó que “la revisión al alza de “HR BB+” a “HR BBB-” de Colima obedece a que ya no considera el ajuste cualitativo negativo derivado del incumplimiento por parte del estado de tres créditos a corto plazo en julio del 2015, según destaca una nota informativa de el Periódico El Economista.

Sin embargo, sostiene que “se mantiene la revisión especial debido a la actual estructura legal-financiera en la deuda de la entidad, donde se encuentra pendiente la inscripción del financiamiento con BINTER por 638.0 millones de pesos al Registro de Obligaciones y Empréstitos de la SHCP para la afectación correspondiente y así cumplir una de las condiciones de hacer del contrato de crédito así como las cláusulas establecidas de calificación crediticia mínima en dos contratos de crédito con Banobras.

En conjunto, el desempeño en los ILD de las entidades federativas calificadas por HR Ratings fue positivo durante el 2016, ya que otorgó mayor flexibilidad en los balances y aumentó la capacidad relativa de endeudamiento.

Los ILD netos exhibieron un crecimiento anual en promedio de 11.4% en el 2016, superior a las variaciones de 3.7% en el 2015 y 7.2% en el 2014, que deriva particularmente del constante fortalecimiento del Fondo General de Participaciones (se constituye con 20.0% de la recaudación federal participable), aunado a un buen comportamiento en los ingresos propios, mismos que representaron 11.5% de los ingresos totales, cuando en el 2015 la proporción fue de 11.0 por ciento.

El gasto en el servicio de deuda de los estados ascendió 19.7% a tasa anual, por lo que este indicador a ILD pasó de 10.5% en el 2015 a 11.7% en el 2016, producto de los incrementos en la tasa de referencia que presionaron el costo de deuda del sector así como de una mayor presencia de deuda quirografaria en las entidades.

En cuantos a los balances, se mostró una mejora al reportar en promedio un superávit en el primario equivalente a 1.5% de los ingresos totales en el 2016, cuando en el 2015 el resultado fue cercano al equilibrio.