BAÚLES

Administrador Colimapm | Opinión | 12/02/2018

AMLO 30%, Anaya 26%, Meade 16%
POR: Ricardo Sánchez Arreguín
De acuerdo con la encuestadora Mendoza Blanco y Asociados, publicada ayer domingo 11 de febrero, si durante la semana que concluyó hubiera sido la elección presidencial, la votación habría quedado como sigue: Andrés Manuel López Obrador 30%, Ricardo Anaya Cortés 26% y José Antonio Meade 16%.
Por otra parte, a la pregunta de sobre el voto por los partidos políticos y las coaliciones, el resultado quedó como sigue: Morena-PT-PES 28%, PAN-PD-MC 27%, PRI-Verde-Panal 17%.
En esta encuesta, por cierto, entre un 20% y 28% de encuestados optaron por no responder; esto es, que hay un amplio número de votantes que aún están analizando muy bien por qué opción votarán el 1 de julio próximo.
Esta encuesta de Mendoza Blanco y Asociados coincide con las encuestas que durante las precampañas fueron levantadas por empresas encuestadoras de distintos sellos en el país. En conclusión, podemos resumir el fenómeno prelectoral en los siguientes puntos:
1.- El aspirante de Morena-PT-PES, Andrés Manuel López Obrador, siempre ha estado a la cabeza de las preferencias electorales, pero con un techo de entre 30 y 32%, sin moverse más hacia arriba.
2.- El aspirante de PAN-PRD-MC, Ricardo Anaya Cortés, es el único que está creciendo, desde que iniciaron las precampañas, de noviembre a principios de este mes, pues comenzó con un mínimo de porcentaje en la intención del voto, y a cuatro meses y medio del 1 de julio ya está a sólo 4 puntos del puntero inmóvil.
3.- El aspirante de PRI-Verde-Panal, José Antonio Meade, es quien prácticamente se estancó o se desfondó, imposibilitado de crecer, pues de noviembre a la fecha no se ha movido de su porcentaje de entre 10% y 16%.
4.- Entre febrero y mayo, que será el plazo para que todas las propuestas políticas registren formalmente, ante los órganos electorales, a las y los candidatos a los diversos cargos de elección popular -algunas gubernaturas, todos los escaños al Senador de la República y a la Cámara de Diputados, diputaciones locales y ayuntamientos- sin duda que se estará definiendo la intención contundente del voto, pues los movimientos y propuestas de personas darán fortaleza o debilitarán a las tres coaliciones precitadas.
5.- Hay un fenómeno que, invariablemente, se presenta en cada proceso electoral: candidatos punteros, que no se mueven de su techo de intención; candidatos que nunca levantan; y candidatos que alcanzan y rebasan a los punteros, conforme crecen durante el proceso electoral. Pareciera que hacia allá va esta elección, y que Anaya terminará por alcanzar y rebasar al candidato tabasqueño.
DEL BAÚL DE LOS RECUERDOS
PRIISMO INCONSOLABLE. Ante este escenario, los priistas en todo el país andan que no los calienta ni el sol. Emprendieron una campaña mediática contra el panista Ricardo Anaya, acusándolo de corrupción, para ver si así Meade lo alcanza a la segunda posición; y, ya entrados en materia, volvieron a emprenderla contra el candidato de Morena. En esencia, el sistema salinista-peñista pretende vender la idea a la población de que todo mundo es como ellos, en cuanto a corrupción. Buscan desalentar la participación en las urnas, porque ellos se las saben de todas todas el día D.
EN COLIMA TAMBIÉN HACE AIRES CON EL PRI. Hace pocas semanas escribí en este mismo espacio que el candidato presidencial José Antonio Meade podía ser derrotado, pero que en Colima los priistas echarían toda la carne al asador para sacar adelante su proyecto local. Hoy, sin embargo, no estoy seguro de mi advertencia pues, si bien el jefe político del proyecto PRI-Verde local, Fernando Moreno, hasta ayer seguía engallado, diciendo que los votos no salen de las redes sociales, lo cierto es que los desprendimientos de priistas de Manzanillo, Minatitlán e Ixtlahuacán ya debería preocupar a Moreno Peña y a Ignacio Peralta, gobernador y a quien responsabilizarán de los resultados.
DOS PIEDRAS LISAS. Para los archivos del Surrealismo, los colimenses tendremos 2 piedras lisas: la natural, que siempre ha estado en su respectivo parque; y una que están a punto de crear en lo que fue la Glorieta de DIF Estatal; ambas, con una distancia de 300 metros, una de la otra. Habría que ver en qué otra ciudad del mundo existe algo similar; de no ser así, los colimenses seríamos “originales”, gracias a un gran ejercicio mental en la administración estatal.