Va Sergio "Tapiro" Velasco a la Copa Mundial de Fotografía en Australia

Administrador Colimapm | Cultura | 20/01/2018

*Se encuentra entre las 10 fotos finalistas de ese certamen internacional a realizarse el 5 de mayo en Australia

El fotógrafo colimense Sergio Velasco “Tapiro” continua recogiendo reconocimientos y premios internacionales por su fotografía “El Poder de la Naturaleza” y el próximo 5 de mayo su fotografía del Volcán de Fuego de Colima haciendo erupción podría ser galardonada, una vez más, en la Copa Mundial de Fotografía a celebrarse en Australia.

El propio Sergio “Tapiro” a través de las redes sociales da a conocer su participación  en dicha Copa Mundial, en la cual su fotografía “El Poder de la Naturaleza” se encuentra entre las 10 fotografías finalistas y cuyo resultado se habrá de dar a conocer el 5 de mayo, fecha emblemática para los mexicanos.

El propio Sergio “Tapiro” se sincera en entrevista con el Periódico Milenio Diario, y afirmó que Jamás imaginó que su imagen “El Poder de la Naturaleza”  se convertiría en la más representativa del Volcán de Colima y obtendría premios a escala internacional.

"Cuando tomas fotos y estás en la naturaleza, en la oscuridad, es en lo que menos piensas: si va a servir para algo. Estaba en ese momento impresionado por lo que vi. Al observarla en la computadora supe que había tomado la fotografía de mi vida y no imaginé todo el impacto que iba a generar. La naturaleza me regaló esa foto.

"Se ha dado a conocer en todo el mundo. Es una de las imágenes mexicanas más conocidas en el mundo y casi con seguridad, del volcán", cuenta Tapiro.

Este año "El Poder de la naturaleza" fue seleccionada entre las 10 mejores imágenes en la Copa Mundial en la categoría de "Naturaleza".

En 2017 ganó el premio de National Geographic Travel Photographer y obtuvo el tercer lugar del World Press Photo en la misma categoría en 2016.

“Tapiro” ha fotografiado volcanes durante 15 años y afirma que su imagen es producto de los errores, la paciencia, el trabajo y el amor que le tiene a la naturaleza desde la niñez, en particular al volcán.

"Colima es un lugar magnífico para apreciar la naturaleza: tenemos todo tipo de clima. Desde niño me inculcaron salir a la naturaleza, es un refugio.

"Los mexicanos vivimos en tierra de volcanes. Era obvio que yo intentara retratarlo porque me sorprende todos los días. Soy un ser humano que vive fascinado con los volcanes", confiesa Tapiro.

Aunque reconoce que esta atracción no es sólo individual, sino colectiva, al referirse a la cultura mexicana, donde los volcanes son un elemento muy arraigado, como las leyendas prehispánicas.

"La foto representa totalmente al paisaje mexicano que nos brindan los volcanes. No sólo son referentes geográficos, hay más alrededor de ellos, algo místico sobre el origen de la vida y de la tierra. Un ámbito misterioso que nos encanta. Siempre que tomo una foto estoy viendo una ventana en el tiempo", relata.

Sin embargo, el fotógrafo de naturaleza explica que en general los volcanes son poco documentados o fotografiados porque requieren de paciencia para capturarlos y obtener lo que se desea.

"La paciencia es ingrediente fundamental, sobre todo, los fotógrafos de naturaleza tienen que esperar para que ocurran las cosas como quieres que se vea. Se necesita estudiar los temas que quieres proyectar, si tienes conocimientos, vas a tener una mejor imagen. No se trata de improvisar, no hay que tener miedo a equivocarse".

Al respecto, recuerda lo que tuvo que hacer para lograr "El Poder de la naturaleza": "Fueron jornadas prolongadas, noches de desvelo, no regresas a tu casa, sacrificas la compañía de tu familia porque esperas que ocurra algo. He buscado la mayoría de ángulos en los que se tiene acceso al volcán".

Sergio “Tapiro” afirma que los fotógrafos de naturaleza tienen el objetivo de transmitir un mensaje hacia la gente y reconoce que el de "El poder de la naturaleza" es el respeto y la preservación del medio ambiente.

"Somos gente que disfruta el compartir con las personas lo que cotidianamente no ven o más bien no nos damos el tiempo de estar ahí y esperar a que pasen las cosas.

"Debemos compartir imágenes y sembrar un mensaje: respetar a la naturaleza, sus fuerzas y todo lo que conlleva. Preservar a las especies, y en general, todo lo que tenemos alrededor para no decir en unos años: así era antes de que contamináramos", finalizó.