Debuta en Colima el violinista Leonid Elkin con extravagante concierto

Administrador Colimapm | Cultura | 24/01/2011

Nadie convencionalmente normal creería si le anticipasen que en un mismo concierto escuchará un repertorio integrado por temas de músicos que relativamente no tienen nada que ver unos con otros, como Glenn Miller, Django Reinhart, The Beatles, Frank Sinatra, Ennio Morricone, Consuelo Velázquez y The Platters; eso, aunado a piezas de folklore mexicano y ruso. Y sería menos creíble si todos fueran interpretados por un sujeto que toca un violín eléctrico.

Sin embargo, tal mezcla de géneros musicales ocurrió la noche del sábado en el Teatro Universitario, cuando el ruso Leonid Elkin tomó el escenario para sorprender a un auditorio expectante, pero que llegó al teatro en la inopia.

Acompañado por Aleksey Vysotskim en el piano, Elkin comenzó a rasguear su instrumento al tiempo que aparecía iluminado entre la penumbra del escenario. Smoke in your eyes, de The Platters, fue el primer tema identificable de la velada. Después, Minor swing, el clásico de Django Reinhardt –incluido en el álbum homónimo de su agrupación Djanglers- supuso la primera incursión al jazz.

El folklore ruso se hizo presente en una bailable polka, con reminiscencias al trabajo musical del serbio Goran Bregovic. Difícil para un neófito en folklore ruso ubicar de qué tema se trató, pero su cadencia entusiasmó al público con creces.

Ya que las limitaciones del idioma le impedían comunicarse con la audiencia entre pieza y pieza, la música de circunstancia fue clave para que Elkin hiciera conexión; el Cielito lindo, y Bésame mucho, de la guzmanense Consuelo Velázquez, probaron una vez más, ser dos de los temas infalibles con que un músico extranjero se puede ganar a una audiencia mexicana si su interpretación es buena. El público aplaudió desde el inicio de cada pieza.