Son permanentes los protocolos de seguridad en la Universidad de Colima: Rector Eduardo Hernández

Administrador Colimapm | Colima | 15/05/2017

El Rector de la Universidad de Colima, Eduardo Hernández Nava, aseguró que la máxima casa de estudios aplica de manera permanente los protocolos de seguridad establecidos por los acuerdos asumidos en la Asociación de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) y el propio gobierno del estado, esto con el objetivo de salvaguardar la integridad de sus alumnos y trabajadores.

Hernández Nava agregó que además de las medidas establecidas por la ANUIES y el propio gobierno estatal, la Universidad ha implementado acciones de seguridad que han considerado convenientes para los diferentes planteles.

Explicó que entre estas medidas destacan: “el uso de la credencial de estudiante para identificarse, el uso de gafetes para quienes ingresen a las instalaciones universitarias que no son ni trabajadores, ni estudiantes nuestros, un gafete que los identifique como visitantes; el uso del uniforme, eso es parte de las medidas de seguridad”.

“Estamos muy coordinados con las autoridades correspondientes y en caso de que haya algún asunto que creamos conveniente notificarlo se hará inmediatamente a la autoridad correspondiente, pero al interior si venimos trabajando fuertemente en esto”, externó.

Refirió que no existe actualmente inversión en medidas de seguridad, puesto que la situación financiera por la que atraviesa la Universidad no se los permite pero, expresó: “la principal inversión es en el capital humano que tenemos, con el que contamos, la organización que tenemos como institución, entonces la comunicación que tenemos es una comunicación muy estrecha, tenemos un Sistema Interno de Protección Civil”.

Además, mencionó “contamos con varios grupos en whatsapp para tener información inmediata los funcionarios, delegados de los diferentes campus, directores de los diferentes planteles, son diferentes grupos que tenemos para que de acuerdo al tema de que se trate se tenga la comunicación se conozca entre las personas involucradas”.

Finalmente, ejemplificó “con los hechos ocurridos en días pasados en el Mercado Obregón las detonaciones se escucharon hasta el Instituto Universitario de Bellas Artes, en donde la estrecha comunicación permitió que se tuviera información inmediata y después de analizar la situación se permitiría la salida de alumnos y docentes”.