DESDE MI PUNTO DE VISTA: CHUY MARTÍNEZ

JESÚS MARTÍNEZ | Opinión | 17/03/2017

HABLAR SIN DEMAGOGIA

Estos son tiempos en que el mundo exige a líderes y comunicadores comprometidos con las causas más justas, y que a través de la palabra, expresen elocuentes discursos de amplio contenido y no piezas demagógicas a las que tristemente nos han acostumbrado algunos integrantes de la clase política local y nacional.

Antiguamente la oratoria era utilizada por unas cuantas personas, que gozaban de mucho prestigio, por lo tanto se les consideraba a estos hombres sabios. Por tal motivo, el pueblo los respetaba e incluso los consideraban maestros en distintas disciplinas.

Actualmente, la oratoria está al alcance de todos, porque todos tenemos necesidad de comunicarnos y por qué no decirlo, la necesidad de convencer. El maestro al alumno, el comerciante a su clientela, los políticos al electorado y los artistas, sobre todo en el teatro, la televisión y el cine, por mencionar sólo algunos medios en que se ve con toda claridad, tienen la misión de entretener y divertir a su público.

Para fortalecer las habilidades de comunicación y liderazgo, en 2003, año muy complicado para nuestra entidad a consecuencia del terremoto, surge en Colima el primer club de oratoria perteneciente a la organización internacional Toast Masters, agrupación que desde 1924, se ha expandido por más de cien países aglutinando a poco más de 300 mil socios, con el único objetivo de brindarle los elementos necesarios para un mejor desarrollo humano y profesional.

Este primer club, que naciera un 18 de marzo, es el Toast Masters Colliman, de quien no podríamos entender su origen sin la atinada  participación del Ingeniero Agrónomo Miguel Ángel Márquez Parra, quien al frente de un grupo de cursillistas católicos, hizo realidad el sueño de que en nuestro estado, tuviéramos al alcance de la ciudadanía en general una institución de estas características.

Trece años después, sin temor a equivocarme, Toast Masters Colliman, ha sido un referente en el pensamiento crítico y progresivo de empresarios, políticos, profesionistas de distintos ramos e incluso, en aquellas mujeres que de manera cotidiana son responsables del orden en su hogar.

Por este círculo, han desfilado actores políticos de todos los colores, así como integrantes de diversos credos religiosos, porque en Toast Masters, tiene cabida cualquier ideología, y es una organización receptiva a todo tipo de pensamiento, porque quienes se integran a esta familia, son personas de valores y principios sólidos.

Toast Masters Colliman se ha mantenido, y no solo eso, sino que ha tenido la fortuna de ser piedra angular en la conformación de más clubes hermanos, a pesar de las dificultades que nunca faltan en la consolidación de cualquier organización.

Según el periodista venezolano y experto en comunicación Mike Cellamare, la palabra oratoria es un vocablo que se origina del latín y se trata de “un género literario que se concreta en diferentes formas, como el discurso, la disertación, la conferencia, la charla, la arenga o el sermón. La oratoria es el arte de hablar o comunicarse oralmente con otras personas con el objetivo de informarles, enseñarles, instruirles, convencerlas, entretenerlas, venderles una idea, un producto o proyecto. Su objetivo es persuadir al público y llevarlos a la acción”.

En síntesis, al interior del Colliman, hemos definido a la oratoria como el arte de convencer por medio de la palabra y de ideas precisas, y no como algunos piensan, como el arte de hablar bonito. Eso es demagogia señores, y aprovecho para hacerles una extensiva invitación todos los miércoles a las 20 horas a una sesión de este club en la Biblioteca de Ciencias de la Universidad de Colima.

MI ÓPTICA

Donde está la cosa que arde, es en el ayuntamiento capitalino, donde los tocayos se confrontaron y se hacen múltiples acusaciones, y uno de ellos, pretendiendo hacer gala de su apellido, dice defender como un León los intereses de sus agremiados, no será que además ya dio inicio la estrategia de golpear al que gobierna para tratar de inhabilitarlo como aquí lo dijimos hace algunas semanas, porque le comienzan a hacer camino a un diputado multicolor.

POR CIERTO

El fuego se acrecentará aún más, porque ya se acerca el tiempo electoral, y los vividores del sistema, esos que no tienen llenadero,  van con todo para desprestigiar las nuevas formas de hacer política, porque les urge que las cosas vuelvan a ser como en antaño, cuando el poder, lo detentaban los de la misma línea, tiempos en los que  vaya usted a saber por qué no protestaban si estaban en posición de hacerlo.