Pelea ayuntamiento de Coquimatlán ante Tribunales para quitar 40 basificaciones a trabajadores

Administrador Colimapm | Coquimatlán | 07/03/2017

*Consideramos que no se otorgaron conforme a derecho, señala el alcalde Orlando Lino *Adeuda Coquimatlán $8 millones a su sindicato, reconoce el edil

Luego que en la pasada administración municipal de Coquimatlán, el entonces alcalde Salvador Fuentes otorgara 40 basificaciones a igual número de trabajadores del ayuntamiento chigüilinero, el actual Presidente Municipal, Orlando Lino Castellanos, dio a conocer que se encuentran peleando ante los tribunales el poder retirar estas 40 basificaciones debido a que considera que no fueron otorgadas conforme a derecho.

"Estamos peleando en los tribunales las basificaciones porque creemos que muchas de ellas no están asentadas conforme a derecho", declaró en entrevista Lino Castellanos.

Al ser cuestionado sobre la posibilidad de otorgar nuevas basificaciones, el edil comentó que el anterior alcalde (Salvador Fuentes), nos dejó 40 nuevas basificaciones que ponen en aprieto al ayuntamiento, "le hacen un daño a la población de Coquimatlán, porque va a llegar el momento en que no se va a tener para pagar el alumbrado público, no se va a tener para pagar la gasolina para patrullas, ni recursos para pagar la luz de los pozos de extracción del agua potable porque se va a ir todo en el gasto corriente, es por eso que tenemos que ser muy congruentes en la toma de decisiones, entonces vamos a checar también ese asunto".

Así mismo aceptó que la administración municipal tiene un adeudo de aproximadamente 8 millones de pesos con el Sindicato de Trabajadores al Servicio del Ayuntamiento de Coquimatlán, deuda que se viene arrastrando de otras administraciones.

Aunque dijo que no se puede negar que se ha incrementado el adeudo en esta administración, señaló que "vamos avanzando poco a poco con los adeudos".

Consideró que es complicado debido a que hay un sin fin de bonos, "lo cual es bueno para ellos (los trabajadores) pero malo para la administración porque no alcanza el recurso, pero estamos en eso y más allá de poder aumentar un bono diría en ponernos al corriente en los bonos que se les debe y poderle generar certeza al trabajador, porque si no vamos a llegar un momento en que no se les va a poder pagar y se van a tener que llegar los asuntos en los tribunales que no son buenos ni benéficos para nadie".

El Presidente municipal de Coquimatlán sostuvo que el incremento salarial que habrá de otorgarse este año en su administración deberá ser sensato y viable para las finanzas municipales.

Previo a la reunión en donde iniciarán las negociaciones con el sindicato, el edil mencionó que espera que exista conciencia entre el gremio ante la situación financiera que atraviesa la administración.

“Debemos de ser muy conscientes de la situación financiera del ayuntamiento y congruentes para poder aprobar un ajuste salarial correcto, sensato y viable. Mañana conoceremos la petición concreta y de ahí iniciará el análisis con el Área Jurídica y el Tesorero para verificar la viabilidad del mismo y lograr que no se perjudique la prestación de los servicios públicos”, aseveró.

Refirió que su administración ha sido congruente ante la problemática económica que se enfrenta, asegurando que Coquimatlán es el municipio con mayor austeridad en la administración “sus trabajadores tienen las menores percepciones, no se pagan las facturas de telefonía celular, las comidas ni se entregan vales de gasolina”, externó.

Aún así, dijo el edil reconoció que todavía tienen adeudos con los trabajadores sindicalizados que ascienden a alrededor de 8 millones de pesos, recursos dijo, que han sido heredados de administraciones anteriores, razón por lo cual, reiteró “amerita evaluar el monto del aumento salarial para asegurar que exista un margen para poder pagar la nómina y no incurrir en una situación insostenible”.

Precisó que defenderá la postura de generar certeza a los trabajadores y buscará los mecanismos para liquidar los adeudos existentes para que no crezca la deuda y no llegue el momento en que la situación se deba resolver en los tribunales.

Concluyó, señalando que se han tenido que aplicar dos recortes de personal, uno a mediados del 2016 por cuestiones de presupuesto y otra vez al inicio del presente año y precisó que como alcalde recibe un salario quincenal de casi 13 mil pesos, lo que implica un ingreso menor al de los regidores de otros municipios, pero admitió que es un buen salario y amerita hacer un buen trabajo por los ciudadanos y dar resultados.