BAÚLES

Administrador Colimapm | Opinión | 17/05/2018

POR: Ricardo Sánchez Arreguín

MARGARITA

El caso de Margarita Zavala es el tema de la semana en la opinión pública. Finalmente se bajó de la contienda, este miércoles. Y digo finalmente, porque desde que se retiró del PAN y anunció su participación como candidata independiente, se preveía que lo hacía como reacción a la cocinada candidatura de Ricardo Anaya y que, tarde que temprano, terminaría declinando por el candidato de ella y su esposo Felipe Calderón: José Antonio Meade, del PRI-Verde-Panal.

Con su salida de la contienda por la Presidencia, los potenciales votantes, que se miden en dos o cuatro puntos, seguramente se distribuirán entre los tres contendientes más importantes: por ideología se irán con Anaya, mientras que por conveniencia, interés o pragmatismo lo harán por Meade y AMLO; por Meade, si acaso ven que alcanza a Anaya, que se ve muy difícil a estas alturas; y por AMLO, por la conveniencia de ganar el poder, si es que el tabasqueño continúa a la cabeza en las encuestas.

Con Margarita son cuatro mujeres que han abanderado un proyecto a la Presidencia de la República: en 1994 fue Cecilia Soto, por el recién creado partido maoísta-salinista, el, PT; en el 2006 fue Patricia Mercado, por el Partido Alternativa Socialdemócrata, de izquierda genuina; en el 2012 fue Josefina Vázquez Mota, por el Partido Acción Nacional. Y, esta vez, Margarita Zavala pretendía contender como Independiente. Vale decir que, al margen de sus cualidades y limitaciones, la figura de Margarita siempre se vio ensombrecida por su esposo Felipe Calderón Hinojosa; siendo así, en esta época donde se pretende equidad entre hombre y mujer, en la búsqueda de espacios de decisión pública, Margarita no contribuyó en ello, por ser esposa de quien es, y lo deseable habría sido que mujeres de la academia, la ciencia y la lucha social buscaran esta candidatura presidencial.

Es momento de rumores, hipótesis y especulaciones. Por lo pronto cunde la versión de que los empresarios aliados de Felipe Calderón se cansaron de financiar a Margarita Zavala, en virtud de su porcentaje bajo y fijo, y han optado por analizar a Meade y Anaya. Otra arista digna de mención es el hecho de que buena parte del equipo calderonista dentro del panismo decidió apoyar abiertamente al tabasqueño Andrés Manuel López Obrador; de hecho, Germán Martínez va en la lista pluri al Senado en el proyecto morenista.

No pocos opinarán que Margarita se pronunciará por Ricardo Anaya, en lo personal, e invitará a sus seguidores a respaldar libremente los proyectos de su preferencia. De ser así, estaríamos en la antesala de la reunificación del mismo proyecto panista, cuya fractura allanó el camino a un inamovible López Obrador en la cresta de las encuestas. Si el calderonismo se pronuncia por el candidato de Por México al Frente, de PAN-PRD-MC, ¿tendrían tiempo, aún, para alcanzar al morenista? Como fuere, Andrés Manuel volvería a su cantaleta de “la mafia del poder”, de la que se ha nutrido para sostener su competitividad, como opositor oficial.

DEL BAÚL DE LOS RECUERDOS

ANIMALITOS DE CALLE. Hasta ahorita, en la contienda presente para las diez alcaldías colimotas, sólo un candidato se ha pronunciado por atender el problema de los animalitos de calle, y es Felipe Cruz, de Movimiento Ciudadano para Villa de Álvarez. Me gustaría escuchar que todos los demás lo hagan. Pensar en el infierno que viven perritos y gatos callejeros ya es un buen principio para pensar en el bien de los humanos.