PUNTO (.) ROJO

Administrador Colimapm | Opinión | 09/05/2018

POR:  J. Baldomero Díaz Gaytán
*¿QUÉ ES LA VIOLENCIA POLÍTICA CONTRA LAS MUJERES?
* ESTE DÍA, DESDE LUEGO QUE MANDO MIS POSTDATAS
En Manzanillo tenemos muchas candidatas a puestos de elección popular: Griselda Martínez y Martha Leticia Sosa Govea a la presidencia municipal. Y Perla Palacios, Leticia Parra, Guadalupe Ruano, Gabriela Sevilla, Ana Landa, ellas son nominadas a las diputaciones locales. Por lo tanto, en el entendido de que ellas serán protagonistas en este proceso electoral, es necesario plantear una interrogante: ¿Qué es la violencia política contra las mujeres?
La diputada federal Alma Carolina Viggiano escribió hace unos días en la prensa nacional un interesante análisis que nos permite comprender, cuál es este concepto jurídico que estará muy de moda en estas elecciones, porque sin duda, es parte fundamental del cacareado tema de la equidad de género.
“A lo largo de la historia las mujeres hemos ido avanzando de manera paulatina en el acceso a nuestros derechos. Poco a poco fuimos conquistando espacios hasta lograr la igualdad ante la ley, lo que hoy día ha obligado a que los partidos políticos deban postular a mujeres en el 50% de sus candidaturas para un cargo de elección popular.
Si bien este logro significativo ha permitido que hoy día tengamos una representación histórica en el Congreso de la Unión con el 42.6% de diputadas y el 38.2% de las Senadoras, aún sigue existiendo una asignatura pendiente para alcanzar la igualdad, se trata de la violencia política de género.
La violencia política contra las mujeres son los actos u omisiones por medio de los que se acosa, coacciona, ridiculiza, discrimina, etcétera, a una mujer, con el propósito de limitar o impedir el ejercicio de sus derechos político-electorales.
Son muchos los casos de mujeres a las que no se les ha permitido competir por un cargo de elección popular, a quienes habiendo ganado se les trata de obstaculizar en el cumplimiento de su deber o bien, las candidatas a quienes se trata de desprestigiar por el simple hecho de ser mujeres.
En días pasados aprobamos en la Cámara de Diputados un paquete de reformas en materia de violencia política de género, dentro de las que se encuentra una iniciativa que presenté en noviembre de 2016. Estas reformas permitirán visibilizar este problema que hoy día siguen enfrentando las mujeres, prevenirlo y sobre todo castigarlo, para que el hecho de ser mujer no sea un factor que coarte el acceso a nuestros derechos.
Cualquier mujer es capaz de ser madre, hija, estudiante o profesionista y al mismo tiempo desarrollarse en el ámbito político. Si algo hemos demostrado históricamente es que tenemos la capacidad para trabajar muy duro por lo que creemos, especialmente por nuestras familias y por la propia sociedad”.
Hasta ahí la reflexión de la diputada Viggiano. Y hay que tomar muy en cuenta este análisis, porque no queda ninguna duda de que el tema de la violencia política contra las mujeres será uno de los factores “x” en el actual proceso electoral. Ya existe jurisprudencia y antecedentes jurídicos que nos demuestran que algunos hombres han perdido elecciones en la mesa, porque se les ha documentado que ejercieron violencia política de género en contra de las que fueron sus oponentes mujeres.
Por eso tenemos que ser reiterativos: Hay que estar atentos a este tema, porque sin duda, la violencia política de género será uno de los temas que más vigilarán y cuidarán las autoridades electorales en este proceso. Y eso, sin duda, a todos nos queda claro.
MIS POSTDATAS DE ESTE DÍA
P. D. 1.- Griselda Martínez, candidata de Morena a la presidencia municipal de Manzanillo, ya prendió el avispero político al declarar que “ya vamos en el segundo lugar y rebasamos al PAN que se ha ido a la tercera posición”. Se pueden decir muchas cosas, pero el planteamiento de Martínez no es, para nada, descabellado.
P. D. 2.- Y ya que hablamos de Manzanillo, la que no prendió, en absoluto, fue la campaña de Héctor Urióstegui, candidato a la presidencia municipal por el Partido Nueva Alianza. ¿Qué le faltó a este proyecto? Muy simple, no hay ninguna empatía entre el candidato y el SNTE, brazo electoral de Nueva Alianza.
P. D. 3.- Diversas fuentes confirman que es alta la probabilidad de que a finales de este mes el presidente Enrique Peña Nieto visite Manzanillo. Estaría asistiendo como testigo de honor a la inauguración de la obra del túnel ferroviario en la zona de San Pedrito. La pregunta es… ¿Peña ayudará o descarrilará las candidaturas locales de su partido?
P. D. 4.- Alguien debe meter orden en la entrega de reconocimientos institucionales a los ciudadanos de Manzanillo. Hace muchos años que ese premio se volvió una pachanga y poco a poco fueron perdiendo seriedad. El papel del Ayuntamiento no es entregar preseas al por mayor como si fueran becas. Hay que ser certeros en la crítica: El evento se corrompió y punto. Es la hora de empezar de nuevo.
P. D. 5.- Estuvo movido el día de ayer en el puerto. Por la mañana cayeron las primeras lluvias, mismas que dejaron los primeros encharcamientos en la zona urbana. Y por la noche se sintió un sismo de 4.4 grados en la escala de Richter, mismo que tuvo su epicentro en el mar, entre las costas de Colima y Jalisco.
P. D. 6.- El Partido Nueva Alianza puede ganar la elección en el municipio de Coquimatlán, llevando como su nominado a la alcaldía a Salvador Fuentes Pedroza. Esta candidatura, por cierto, tiene mucho fondo político, porque Fuentes es una de las piedras angulares, desde hace muchos años, del proyecto político de Virgilio Mendoza y Gabriela Benavides.
Y ni una línea más.